Sexualidad y muerte: Dos estigmas clínicos

Categorías: , Etiqueta:

Autor: Mónica Biaggio y otros
Editorial: Grama


Consultar

“Si no hay destino, si el destino es siempre fantasma, si toda “historia fixional dicha y desdicha en un análisis” es lo que debe perderse en él, en un psicoanálisis se trata entonces de sacar “lo que sobra”.

¿Qué queda? Un carozo.

Podríamos decir que el eje de este libro se sostiene en esa idea que es desplegada de diferentes maneras.

El ejemplo más claro: la manera en que Miguel Ángel describió su obra maestra: “el David siempre estuvo metido dentro de la piedra, yo sólo saqué lo que sobraba”.

Desde el vamos está en juego esa perspectiva: “sacar lo que sobra en el acto artístico, sacar lo que sobra por la vía de un análisis”.

Esto significa, como afirma Miller en “El lugar y el lazo” que un psicoanálisis apunta a un “no hay”.

Si desprendemos el “no hay” del axioma “no hay relación sexual” advertimos rápidamente todo lo que podemos incluir en él “no hay” en psicoanálisis: el sujeto barrado, el Otro barrado, la fórmula “no hay La mujer”, no hay la verdad toda, no hay el goce total por más que se apunte a él, no hay el Otro del Otro, etc.

La autora recorre distintos temas sostenida en estas premisas y vale la pena recorrer los mismos.

Solo mencionaré algunos: un análisis del fort-da, un retorno a la noción de deseo sostenida en la idea de que este implica una negatividad esencial a diferencia del goce que, justamente es una positividad (Miller en “Sutilezas analíticas”)

Así que no se trata solamente del “no hay” sino también del “hay” y sus relaciones posibles…e imposibles.

Y si nos quedamos junto a la autora del lado del “hay” recurrimos a la teoría del exceso en Bataille para ejemplificarlo: “…los hombres tienen más energía que la que necesitan y este excedente debe ser gastado sí o sí”.

Luis Tudanca