Fin de análisis. Autorización del analista

Categorías: , , Etiqueta:

Autor: Autores varios
Editorial: Letra Viva

Comprar libro en papel
Comprar libro digital
Leer un fragmento

Consultar

FIN DE ANÁLISIS. AUTORIZACIÓN DEL ANALISTA. Pase, designaciones, nominaciones

Osvaldo Arribas, Moisés Azaretzky, Cecilia Domijan, Liliana Donzis, Edgardo Feinsilber, Guillermo Ferreiro, Ruben Goldberg, Paula Levisman, Mara Musolino, Sabatino Cacho Palma, Enrique Rattín, Enrique Teneumban, Alfredo Ygel.

En el marco de Convergencia, Movimiento Lacaniano por el Psicoanálisis Freudiano, fundado en 1998, el Grupo de Trabajo ‘Formación, Autorización, Transmisión’ constituido en 2018, realizó una Jornada de Trabajo organizada por Lazos Institución Psicoanalítica el 14 de diciembre de 2019, en la ciudad de La Plata. El tema elegido fue: “Fin de análisis – Autorización del analista – Pase – Designaciones – Nominaciones”. Se concertaron tres mesas donde los integrantes del grupo plantearon sus posiciones en diálogo con los asistentes.

De este trabajo surgieron los textos que se incluyen en el presente volumen, al cual se añadieron las consideraciones que surgieron luego de otro año de trabajo, en el cual cada mes se discutieron en el grupo los textos de aquella jornada, y que denominamos adendas. Esto implicó mantenernos en la letra de la Proposición del 9 de octubre y sostener la enunciación de Lacan “El analista se autoriza de él mismo, y de algunos otros”, lo que nos permitió, poner en juego y de manera eficaz, ese enigmático y abierto “algunos otros”, que pudimos hacer pasar por una afortunada transferencia de trabajo.

Cada institución-escuela-asociación en el movimiento lacaniano por el psicoanálisis freudiano, instrumenta su forma de teorizar y practicar el pasaje de analizante a analista, sea con el pase, la designación, la nominación, u otras formas de poner en juego su práctica con respecto a estos temas tan controvertidos como rigurosamente actuales. En definitiva, no retrocedimos ante la frecuente pregunta: ¿Qué hace que alguien pueda decirse analista? Incluso, que se permita recibir pacientes en nombre del psicoanálisis. Pregunta que nos llevó a un segundo interrogante: ¿Cómo es que una institución de psicoanálisis puede admitir, confirmar, determinar o legitimar esa nominación?

Es nuestro común propósito que las siguientes letras resulten propicias para nuestros amigos lectores, con los que esperamos una continuación en el desenredo de estas cuestiones cruciales para el psicoanálisis.

Los autores forman parte del Grupo de Trabajo “Pase, nominación, designación”, inscripto en Convergencia, Movimiento Lacaniano por el Psicoanálisis Freudiano.

“El paso del psicoanalizante al psicoanalista tiene una puerta cuyo gozne es el resto que hace su división, pues esa división no es más que la del sujeto, cuya causa es ese resto”.

  1. Lacan, Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela.

Convergencia “…se dedicará a alojar en su seno el principio de una diferencia fecunda presente en (la) multiplicidad. Es por esta razón que son admitidos los diversos modos de organización de cada asociación miembro. Reconocemos en acto la diversidad, ya histórica, ya geográfica, de las diferentes posiciones asociativas.

Constatamos que cada una de estas creaciones institucionales se legitima, sea a partir de un trazo en lo real de la cura, sea a partir de una tesis sostenida en una de las etapas de la enseñanza de Lacan releyendo Freud”.